Download e-book for kindle: Alejandro dumas-Los tres mosqueteros by Alexandre Dumas

By Alexandre Dumas

Este volumen contiene dos obras maestras de Alejandro Dumas que garantizan muchas horas de entretenimiento inolvidable: El conde de Montecristo y Los tres mosqueteros

El Conde de Montecristo
El conde de Montecristo es una sólida novela de aventuras. Naufragios, mazmorras, fugas, ejecuciones, asesinatos, traiciones, envenenamientos, suplantaciones de personalidad, un niño enterrado vivo, una joven resucitada, catacumbas, contrabandistas, bandoleros, tesoros, amoríos, reveses de fortuna, golpes de teatro, todo para crear una atmósfera irreal, extraordinaria, fantástica, a los angeles medida del superhombre que se mueve en ella. Y todo ello arropado en una novela de costumbres, digna de medirse con las contemporáneas de Balzac. Pero, además, toda l. a. obra gira en torno a una concept ethical: el mal debe ser castigado. El conde, desde esa altura que le da l. a. sabiduría, l. a. riqueza y el manejo de los hilos de l. a. trama, se erige en «la mano de Dios» para repartir premios y castigos y vengar su juventud y su amor destrozados. A veces, cuando hace milagros para salvar al justo de l. a. muerte, el lector se sobrecoge de emoción. Otras, cuando asesta los implacables hachazos de l. a. venganza, nos sentimos estremecidos. En definitiva, una novela que nos atrapa de principio a fin.

Los Tres Mosqueteros
En compañía de sus inseparables amigos, d`Artagnan es mosquetero del rey Luis XIII y declarado enemigo de los angeles guardia del Cardenal Richelieu. Un día, los angeles reina regala a su amante, el inglés Buckingham, herretes de diamantes. Enterado Richelieu, sugiere al celoso rey l. a. notion de pedir a Ana de Austria que luzca estas joyas en el próximo baile de l. a. corte. Ésta, desesperada, confía su secreto a su ayudante de cámara, Constance Bonacieux. D`Artagnan, enamorado de los angeles bella Constance, arrastra a sus tres compañeros a Inglaterra para recuperar las joyas. Perseguidos por los angeles guardia de Richelieu, los mosqueteros deben enfrentarse a Milady, una espía implacable. A pesar de todo, l. a. bravura de d`Artagnan le permitirá devolver las joyas a los angeles Reina.

Show description

Read Online or Download Alejandro dumas-Los tres mosqueteros PDF

Similar literatura y ficcion books

Download e-book for iPad: Monsieur Pain by Bolaño, Roberto; Andrews, Chris

Occult sciences, César Vallejo, WWII, hopeless love, and a last “Epilogue for Voices”: Monsieur soreness is a hallucinatory masterwork by way of the good Roberto Bolano. Paris, 1938. The Peruvian poet César Vallejo is within the health center, troubled with an undiagnosed ailment, and not able to prevent hiccuping. His spouse calls on an acquaintance of her good friend Madame Reynaud: the Mesmerist Pierre ache.

Extra info for Alejandro dumas-Los tres mosqueteros

Sample text

Ya sabéis cuán difícil de conocer es la verdad, y a menos de estar dotado de ese instinto admirable que ha hecho llamar a Luis XIII el Justo... -Y tenéis razón, Tréville, pero no estaban solos vuestros mosqueteros, ¿no había con ellos un niño? -Sí, Sire, y un hombre herido, de suerte que tres mosqueteros del rey, uno de ellos herido, y un niño no solamente se han enfrenta do a cinco de los más terribles guardias del cardenal, sino que aun han derribado a cuatro por tierra. -Pero ¡eso es una victoria!

Cómo se encuentra el señor Bernajoux, el pariente de vuestro escudero? -Pues muy mal, séñor. Además de la estocada que ha recibido en el brazo y que no es nada peligrosa, ha pescado otra que le ha atravesado el pulmón, al punto de que el médico dice tristes cosas. -Pero ¿ha conservado el herido su conocimiento? -Perfectamente. -¿Habla? -Con dificultad, pero habla. -Pues bien, señor, vayamos a su lado; conjurémosle, en nombre del Dios ante el que quizá va a ser llamado, a decir la verdad. Le tomo por juez de su propia causa, señor, y lo que diga lo creeré.

Apartaos, joven -gritó Jussac, que sin duda por sus gestos y la expresión de su rostro había adivinado el designio de D'Artagnan-. Podéis retiraros, os lo permitimos. Salvad vuestra piel, de prisa. D'Artagnan no se movió. -Decididamente sois un valiente -dijo Athos apretando la mano del joven. -¡Vamos, vamos, tomemos una decisión! -prosiguió Jussac. -Veamos -dijeron Porthos y Aramis-, hagamos algo. -El señor está lleno de generosidad -dijo Athos. Pero los tres pensaban en la juventud de D'Artagnan y temían su inexperiencia.

Download PDF sample

Alejandro dumas-Los tres mosqueteros by Alexandre Dumas


by Charles
4.2

Rated 4.94 of 5 – based on 7 votes